miércoles, 16 de enero de 2008

Hipótesis

Si el Presidente lanzó una hipótesis (que resultó cierta), yo también lo puedo hacer.

El lunes 7 de enero en la noche y en una propaganda que duró cinco segundos, la televisión anunció una plancha a $29.900. Más o menos decía “Mañana, únicamente en Carrefour…”. La necesidad de comprar una plancha nueva me llevó a aprovechar la promoción del día. Fui el martes a Carrefour Cali Chipichape por ella.


Esperando a pagar en una de las largas filas, empecé a leer lo que la caja decía. Debajo de la caja, en letra pequeña y en inglés, francés y español estaba la siguiente precaución: “El cable de alimentación de este producto contiene plomo, un químico conocido en el estado de California como responsable de ocasionar ciertos defectos congénitos y otros daños reproductivos. Por favor lávese las manos después de manejar el cable”.

Sorprendido, me regresé a la sección de planchas a leer lo que decían otras planchas: ninguna decía nada, ni de la misma ni de otras marcas. Busqué otros productos, como ollas arroceras y hornos tostadores y nada: ninguno tenía la advertencia.

Busqué a uno de los vendedores para que me explicara por qué esa plancha, precisamente con esa advertencia, estaba en descuento.

Ante un “No sabría decirle, señor”, fui a Atención al Cliente. Frente a la misma respuesta, solicité llamar al supervisor o jefe de compras. A los diez minutos llegó Adriana, una muchacha amable de mirada franca que me respondió de igual forma.

“¿Usted la compraría, señorita?”, le pregunté.

“No sé… no creo…”, dijo.

“¿Por qué la venden, entonces?”.

Me pidió que esperara por una razón de su jefe inmediato (que no se presentó), y al rato la explicación que me dio, fue que ese tipo de promociones eran negocios entre Carrefour y sus proveedores (en este caso Black & Decker) a nivel nacional, y que la precaución del plomo no tenía nada que ver con el descuento.

“Pero no se preocupe… igual eso es para los que viven allá en California…”. No hay palabras para semejante estupidez.

La compré (Factura 310200…), ya no por el precio, sino por el deseo de presentar esta denuncia, cargada, no de malicia (ni siquiera indígena) sino de curiosidad y asombro. Está en uno quedarse o no callado por los atropellos que contra uno o los demás cometan. Limpiaré el cable inicialmente y luego lo forraré con cinta aislante antes de ponerla en uso. Y claro, hacerle la advertencia a la empleada de que lo manipule lo menos posible, y se lave las manos en cuanto se “desacalore” (como ella dice).



“¡Por lo menos se lo advierten!”, me dijo el primer vendedor. Y tenía razón. Es un consuelo de tontos, pero hay bastante franqueza en su premisa. Supongo que Black & Decker piensa igual al “informarlo”, así sea debajo de las cajas de los productos que luego vende masivamente a través de grandes superficies. Busqué en Internet la referencia de mi plancha (F930), y la venden en Amazon.com sin mencionar (obviamente) lo del plomo.

¿Qué otras empresas callarán lo que saben de sus productos?

Esta es mi hipótesis que no será silenciada.

10 comentarios:

César López dijo...

No pués imaginate la cantidad de cosas que uno compra y ni idea. Es como estar consciente de las bacterias que uno ingresa a su cuerpo con el "corrientazo" del medio día o el chontaduro de la calle... o hablar de los efectos de la contaminación.

Este mundo hace rato dejó de ser un espacio de conservación de nuestra especie. Seguro que los manes de la plancha usan ese material porque se ahorran un centavo por plancha y sumado eso les da una fortuna. En fin, buen post y buena labor periodística.

Te faltó la foto de la vieja de servicio al cliente.

MAREÑA dijo...

Estoy COMPLETAMENTE de acuerdo contigo, deberías hacer llegar este link a Carrefour para que lo lean por lo menos a servivio al cliente.

Rodrigo dijo...

Hola,

Mi nombre es Rodrigo. Llegué por casualidad a una entrada de este blog del mes de febrero del 2007 en donde alguien ("Marce Tenorio") hablaba de Ximena Arriaga.

¿es posible que me brindes su mail de contacto? opinó y mencionó que tenía algunas publicaciones de la académica que me interesa estudiar.


Quedo atento a tu respuesta.


Desde ya muchas gracias.

R.

Anónimo dijo...

Dario,

Bien la denuncia, nada que complementar.

Mais....que tiene que ver:

1. La empleada (muchacha del servicio)
2. Tú
3. Los defectos congénitos y otros daños reproductivos

Saludos:):):) DF

ApoloDuvalis dijo...

Yo creo que las cosas deben verse en su contexto. La advertencia va dirigida a California donde los estándares de salud pública pueden ser más altos que acá. Aunque me parece deseable aspirar a los estándares de calidad más altos posibles, también deberíamos indignarnos ante la salubridad de una hamburguesa de la novena o de una fritanga a la salida de la rueda. Y sin embargo no lo hacemos, porque sabemos que con semejante paranoia no iríamos ni a la esquina sin temer morir de una infección.

Andrea dijo...

Ojala todos fuéramos como vos o como yo. Por que nunca nos debemos de quedar callados. Uno más de los atropellos del consumismo que por confiados concurrimos. Y lo que vemos que siempre pasa… en EEUU lo que no se vende se lo traen para acá. Como la leche en caja y todos estos productos alimenticios y electrodomésticos.

Gracias por denunciarlo, esto deberíamos llevarlo hasta las ultimas consecuencias, a ver si algún día las cifras alarmantes y el temor de los grandes almacenes y grandes industrias por ver su imagen desprestigiada, empiezan a preocuparse por la vida antes que por el dinero.

Esto ratifica una vez mas el horror que siento por los seres humanos, como una especie que se mata los unos a los otros, a si mismo y a su ambiente.

Andrea dijo...

Ojala todos fuéramos como vos o como yo. Por que nunca nos debemos de quedar callados. Uno más de los atropellos del consumismo que por confiados concurrimos. Y lo que vemos que siempre pasa… en EEUU lo que no se vende se lo traen para acá. Como la leche en caja y todos estos productos alimenticios y electrodomésticos.

Gracias por denunciarlo, esto deberíamos llevarlo hasta las ultimas consecuencias, a ver si algún día las cifras alarmantes y el temor de los grandes almacenes y grandes industrias por ver su imagen desprestigiada, empiezan a preocuparse por la vida antes que por el dinero.

Esto ratifica una vez mas el horror que siento por los seres humanos, como una especie que se mata los unos a los otros, a si mismo y a su ambiente.

E.R. dijo...

Me parece que todos debemos denunciar este tipo de situaciones y creo
que ya que tomaste la información para hacer la denuncia, bien puedes
devolver laa plancha y pedir el reintegro de tu dinero.

E.R.

natalia dijo...

simplemente tenaz. Cuantos otros productos tendran el mismo componente? y generalmente quien se va a lavar las manos depues de conectar una plancha o una licuadora o un ventilador o un...etc.

Hasta podrias enviar esta nota a EL TIEMPO o EL PAIS en defensa del consumidor.

Merlin Patricia dijo...

Habra que mirar si esta gran superficie está entre las empresas que hoy se jactan de implementar prácticas de responsabilidad social empresarial...