lunes, 31 de mayo de 2010

La esperanza es verde

"Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol".
Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense.






Si definitivamente lo atropella, habrá que seguir sembrando girasoles en otra parte, donde haya sol: en nuestra ilusión.

.

miércoles, 26 de mayo de 2010

No basta

No sólo de pan vive el hombre”. Si Jesús lo dijo, yo lo apropio: no sólo de amor vive una relación.

Hay hijuemil de cosas más que suman, que restan, que hacen todas las operaciones lógicas e ilógicas (de las dos a la vez o una por una) que los amantes necesitan.

Eso de que el amor lo es todo, no es tan simple como lo de los polvos mágicos en los cuentos de niños: es parte de la historia, no el FIN. Si uno se muere de a poquitos o súbitamente de amor, no es suficiente.

Es mucho, cierto, como la gallina en un sancocho, pero para que sepa bueno necesita un pocotón de ingredientes adicionales preparados a buen fuego y sin mayor afán que el de gozarse el paseo de olla.

Apenas me doy cuenta de ello. Otra lección más por ensayo y error: como en Re-re-re… re-re-redescubrimiento.

Qué lento... Pero bueno, nunca es tarde, “y uno aprende”.

Después de un tiempo,
uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano
y encadenar un alma,
y uno aprende que el amor
no significa acostarse
y una compañía no significa seguridad
y uno empieza a aprender.
Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas
y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos y uno aprende a construir
todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana
es demasiado inseguro para planes...
y los futuros tienen una forma de
caerse en la mitad.
Y después de un tiempo
uno aprende que si es demasiado,
hasta el calorcito del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín
y decora su propia alma, en lugar
de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar,
que uno realmente es fuerte,
que uno realmente vale,
y uno aprende y aprende...
y con cada día uno aprende.

Jorge Luis Borges.

.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Perspectivas

Esperaba otro bus en el paradero a mediodía bajo un sol corrosivo.

Uno anterior no quiso parar. Otro iba relleno. Otro no pudo parquear porque la competencia se le atravesó. Y ninguna otra ruta me servía.

No tenía tanto afán para la cita, pero el tiempo mínimo de mi tolerancia se había agotado. Comencé a refunfuñar sin tener con quién desquitarme.

¡¡¡$%-”#~*&@!!!

Y pasó algo que explicaría por qué un estudio de hace un tiempo arrojaba como resultado que Colombia era uno de los países más felices del mundo.

Un mensajero con casco, chaleco, uniforme y un gran maletín a sus espaldas iba empujando su vieja motocicleta con una caja que cubría en exceso la parrilla de carga.

Cantaba con ganas, con ritmo, hasta con buena voz, ese reggaetón de Daddy Yankee con una sonrisa que le hacía el coro.

Ella le gusta la gasolina
(Dame más gasolina...)

Como le encanta la gasolina
(Dame más gasolina...)

Se la cantaba a su moto cambiando el tono de voz en cada verso del coro para imitar el diálogo de la declaración.

Ella le gusta la gasolina
(Dame más gasolina...)

Como le encanta la gasolina
(Dame más gasolina...)

Pasó frente a mí, lento, tranquilo, confiado, paciente, alegre, buscando la gasolinera que estaba aún lejos de aquella esquina.

Fue suficiente para esbozar una carita feliz en mi rostro, la misma que tenía el sol que me siguió acompañando cuando comencé a caminar en busca de ¿mi destino?

Así es la vida.
Dura y divertida.

.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Amor sangrado

Tenía hambre.

Y daban galletas.

Y jugo.

Y agua.

Y la tarde anochecía con la nostalgia de un día difícil.

Y lo hice.

Siempre había querido hacerlo.

La tristeza también es un factor motivador para vencer el miedo.



Después de un chuzón en el dedo que midió mi hemoglobina y una entrevista que evaluó mi viabilidad como posible sano donante, puse mi ala izquierda llena de plumas de gallina a merced de una aguja que parecía palito de Bom Bom Bum.



En casi ocho minutos una bolsa se llenó con mi líquida vida carmesí.

Ojalá el receptor se quede con lo mejor de mí. Sangre sin decepciones: sólo alegrías.

Buena caridad en gotas.



Algo de mí se iba para bien.

Ojalá fuera así con todas las cosas.

En especial con las personas.

Y más especialmente con los amores.



A propósito, ¿y el amor?

¿Por qué hay quienes lo rechazan y lo rechazamos?

¿No es, pues, donante y receptor universal?



¡Dona!



.

domingo, 9 de mayo de 2010

Día de la madre

Madrugada de insomnio.
Vueltas en la cama.
Prendo el radio.
Las voces del secuestro” en Caracol.
Mensajes en vivo y en directo.
Las mamás saludan a sus hijos militares que se encuentran en la selva.
Les dicen que tengan salud, ánimo, alegría.
Les dicen que recen, que están con Dios, que tengan fe.
Les dicen que sus familiares están bien.
Les dicen que se cuiden, que se alimenten bien.

(Como si dependiera sólo de ellos).

Una madre comienza a llorar.
Dice que este día, el de la madre, es el más triste para ella.
Su hijo está secuestrado, precisamente, desde el 9 de mayo de 1996.
14 años sin él.
14 años sin ella.
Pregunta cuándo le dirán feliz día de la madre otra vez.
Quiere a su hijo de vuelta.
En libertad.

Y hay quienes no la honran ni siquiera con unas palabras sinceras de afecto y agradecimiento. Deberían volarles la madre con un merecido madrazo…

¡Feliz día, má!

.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Alma gemela

Es raro que las almas hermosas no emparejen con sus semejantes”.
¿Shakespeare?


No sé cómo se entendían entre una seguidilla de vallenatos “coon sentiimiiieeeentoooo…”, lenguas adormecidamente trabadas y estruendosas carcajadas repetitivas.

Mi hambre no iba a esperar a que pasaran el guayabo, así que me senté en la mesa de al lado mientras me servían. Era un restaurante a las siete de la noche y no una cantina a las cuatro de la mañana.

Hombres todos, delirantes de whisky, con razones perdidas en la compinchería de una tomatina dominguera.

Y alcancé a traducir del espaborrachín esta frase: “un hombre con una sola mujer no existe… eso es como si sólo tuviera una güeva… por eso es que uno tiene dos…”.

Estuve a punto de dejar mi comida, levantarme con ímpetu, dirigirme enérgico donde ellos y con una voz clara y firme pedirles que… me invitaran un trago mientras escuchaba sus historias.

Pero no. Seguí escuchando. Y comiendo.

Y dijeron (la verdad supongo, haciendo honor al dicho que reza que sólo ellos y los niños la dicen), que eso del alma gemela era puro cuento.

Y me acordé del misterioso trance que sufre Homero Simpson cuando por culpa de una fuerte enchilada conoce a su espíritu guía, un sabio y salvaje coyote que le confronta lo que para él era claro: que Marge es su alma gemela.

video

¿Cómo hace uno para conocer a su alma gemela? ¿Qué es eso? ¿Cómo se sabe quién es? ¿Qué criterios hay para juzgarla como tal? ¿Qué características físicas, mentales, emocionales o espirituales la ponen en evidencia? ¿Cómo es mi alma para buscar una igual? ¿Si es igual a mí, en qué me complementa?

Si existiera tal lista de chequeo y tal persona, ¿la búsqueda terminó? ¿Qué búsqueda? ¿Y si desconociéndola, pasa por nuestra vida inadvertida accidentalmente o descuidada intencionalmente? ¿Lo importante era el destino antes que el camino? ¿Y luego qué sigue, si la vida se había pasado en esas? ¿Y si le falta algo a ese alguien o a mí? ¿Una güeva o una teta es el alma gemela de su gemela?

¿Alguna respuesta?

Buscándola, la respuesta, les invitaré un trago para sacarles alguna otra verdad (?).

.

domingo, 2 de mayo de 2010

Principio de contradicción

1. m. Fil. Enunciado lógico y metafísico que consiste en reconocer la imposibilidad de que una cosa sea y no sea al mismo tiempo.

Tarde extraña la de este domingo, como para recordar el verso de un dicho popular: "cuando llueve y hace sol, son las gracias del Señor".

Es increíble ver cómo las nubes de color basalto en un fondo azul celeste llueven en dos o más direcciones. Las gotas de agua, a merced del viento, caen presurosas en diferentes ángulos en una coreografía kamikazesca (literalmente, "viento divino") para formar tramas que varían en los pocos segundos de vida que les quedan antes de llegar al suelo. Se retan unas a otras de izquierda a derecha o de derecha a izquierda y de allá para acá y acá para allá, pero todas, yendo en direcciones contrarias, son hermosas en su conjunto.

Es como las personas que nos alegran y entristecen simultáneamente...

Principio de contradicción: raro eso...

.