miércoles, 6 de febrero de 2008

“¿Y después de la marcha qué?”

Con este mensaje El Clavo participó en Cali el pasado 4 de febrero, cumpliendo con el primero de los dos puntos fundamentales de la Revista: Reflexionar/Reír.

Y se cumplió. Muchos de los marchantes y espectadores de la marcha se codeaban (extrañados) por voltear a mirar la pancarta. Supongo que les parecía obvia la respuesta… que no me atrevo a suponerla.

Ahora, a dos días del evento, de eso es lo único que se habla en todos los medios.

Literalmente, dimos en El Clavo, una alternativa políticamente correcta en el sentido pleno de su significado, una propuesta sencilla y clara de construcción para los jóvenes del país.

¿Mi respuesta a esta inquietud? En una sola imagen.

Al equipo de El Clavo, mil gracias, y a toda forma de terrorismo, otra imagen:

7 comentarios:

raquel dijo...

Como se vé de bien el chango con saco y corbata.! jajaja... muy buen post.

MAREÑA dijo...

oye esa pregunta me la venía haciendo desde que supe de la marcha ¿y después? ...

Natalia dijo...

ay marqués... vos salis con cada cosa ¿no? lo unico que me queda por decir es que ojala los caleños comiencen a cuestionarse y que no tragen entero todo lo que oyen y ven....

Diana dijo...

Actos de "noviolencia" en un país sin conciencia, impregnados de indiferencia... la respuesta está en la evidencia!
La imagen del globo es simplemente, perfecta!

Diana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ApoloDuvalis dijo...

La foto del globito blanco atrapado es un símbolo perfecto de lo que nos está pasando. Ojalá más marchas así se hicieran también cada vez que a Uribe le explota algún escándalo como el de la parapolítica y se hace el loco, cada vez que los paras (desmovilizados o no) amenazan no sólo nuestra democracia sino hasta nuestra vida misma.

En todo caso, es un buen primer paso. Ojalá sigamos dando los que siguen después.

César López dijo...

Bien por la marcha, para que la gente se exprese. Lo importante es que los espectadores sepan interpretar dichas manifestaciones.