domingo, 20 de junio de 2010

"Ahora, todo": Mockus

Cuando se celebraban elecciones, el Maestro solía ser el primero en acudir al colegio electoral.

Nunca pudo comprender por qué algunos discípulos renunciaban a ejercer su derecho al voto.

"La gente está dispuesta a pagar impuestos y a derramar su sangre por la democracia", decía. "Pero ¿por qué no se toma la molestia de votar y hacer que funcione?".

Anthony De Mello, Un Minuto para el Absurdo.


Colombia votó bajo el viejo y conocido refrán: más vale malo conocido, que bueno por conocer.

A los que votamos por la persona, no por el político, y perdimos, nos queda una tarea: luego de haberlo soñado, despertar para lograrlo. Ya no por él, sino por nosotros.

"Persistir, y aprender de la dificultad...".


.

8 comentarios:

César López dijo...

Es un proceso, soñamos con que podía ser ahora, pero debemos recordar que son muchos años de una cultura, de una forma de pensar.

Debemos aprender de la adversidad y seguir.

Anónimo dijo...

Dos cosas: UNO, alguien alguna vez me dijo "si no votas no tienes derecho a criticar", así que ahora puedo ejercer con toda tranquilidad mi derecho a criticar. DOS, la lección aprendida: si alguien nos propuso que la cultura y educación pueden hacer un mejor país, pues dediquemos a la cultura y la educación, tal vez consigamos un mejor país.
Lyda

David Fernando dijo...

La construcción de cualquier cosa, desde lo muy pequeño a lo muy grande, o de lo sencillo a lo complejo, toma su tiempo. El proyecto verde se construirá con nuestro esfuerzo día a día, así tome años. Perseveremos.

David

freak dijo...

En una época de engaño universal, la verdad es un acto revolucionario - George Orwell.

Juankmu dijo...

País de iguazos

nicolas dijo...

solo quedara persistir, resisitir, insistir y nunca desistir,
es verdad ya paso, ya se desperto, ahora a seguir trabajando por lo que nosotros consideramos vale la pena.

Manuel José Ospina dijo...

Esto es lo mejor de la democracia, hay espacio para todos con tolerancia, diferentes formas de pensar y de actuar, cada quien con su propia realidad y todos poseedores de la razón... a trabajar pues.. un mejor país se construye con ciudadanos no con gobernantes.

ApoloDuvalis dijo...

Yo creo que el lío fue que creímos que se podía ganar una elección política sin hacer política. Estamos tan acostubrados a identificar el ejercicio de la política con "politiquería" y "clientelismo" que incluso consideramos la inexperiencia en política una virtud.

Hay que cambiar ese imaginario, devolviendo a la ciudadanía el sentido original de la política. Entiendo que en chino, la palabra para "política" es la misma que para "medicina", lo cual invita a soñar que en realidad ejercer la política consiste en curar los males de la sociedad, no en atornillarse en el poder para favorecer a los amigos.