miércoles, 7 de febrero de 2007

Urbano


¿En qué paradero se subió? ¿Pagó el pasaje? ¿Lo llevaron por $500 por la puerta de atrás? ¿Terminó de vender incienso y se sentó hasta su próxima parada? ¿Por qué él sí pisa los asientos? ¿No le alcanzó para el taxi? ¿Por qué el lado izquierdo? ¿Cumple con la exigencia de “sólo peluches saladitos”? ¿Cómo abrió la ventana? ¿A quién mira por ahí? ¿Comprará Bon Ice en el próximo semáforo? ¿Tendrá calor? ¿Le gusta la música que suena en el bus? ¿Será que se encuentra con el par de burros? ¿También canta las canciones de la emisora? ¿Prefiere que el bus haga los pares? ¿Por qué no le ‘echa los perros’ a la anónima señorita compañera de asiento? ¿En qué piensa mientras cambia la luz a verde? ¿Cómo sería el transbordo si se varara la ruta? ¿Le servirá el MIO? ¿A dónde va? ¿Va tarde? ¿Quién lo espera? ¿Cómo anunciará que se va a bajar? ¿Agradecerá al chofer? ¿Quién es?

8 comentarios:

César Augusto López dijo...

Es Meza con exceso de blondon y unos cuantos cabellos blancos.

Cristhian dijo...

¿qué hubieras escrito si fuera un gato?

ApoloDuvalis dijo...

Hey, you really have taken your window of opportunity. Nice shot, unusual view.

paradoja humana dijo...

Eso de los peluches saladitos suena... mmm no sé y creo que es mejor dejarlo ahí.
Lindo el pulgoso y hasta fotogénico.

Calvin dijo...

Yo diria que podría ser un viejito chiquito, totalmente canoso y muy velludo...

Anónimo dijo...

Definitivamente este personaje lleva una verdadera "Vida de perros"

María Eugenia dijo...

Señoooor!!! me deja en la esquina

jajajaja

mariacecita dijo...

"No ladre, use el timbre"