miércoles, 7 de noviembre de 2007

Simplemente Lo

Escrito ganador del segundo puesto Modalidad Cuento en Español, en el IX Concurso Literario "Festival Javeriano de la Palabra". Pontificia Universidad Javeriana Cali. Octubre 31 de 2007. Se publicará en el libro Palabras Mayores, de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la misma institución.

- - - - - - -

Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta”.

Así es querido profesor Humbert Humbert. Aquí en Cali y lejos de Ramsdale encontré una pequeña locura similar a la suya, propia para otro crimen pasional. Estaba en la peluquería, aderezando aún más su cuerpo. Las circunstancias del hallazgo me causaron la misma impresión que relata usted ante el jurado, cuando dice que “una oleada azul se hinchó bajo mi corazón y vi sobre una esterilla, en un estanque de sol, semidesnuda, de rodillas, a mi amor de la Riviera que se volvió para espiarme por encima de sus gafas de sol”. Ojalá y los jueces consideraran estas sensaciones en nuestra defensa.

Su corta falda en blue jean se esforzaba por cubrir el primer tercio de sus muslos. Pero una vez que ella cruzó las piernas, estirarse no podía más, dejando al descubierto tanto como lo hacían sus blancos interiores desde sus delgadas caderas. Desde mi asiento, añoraba ser quien tomara cada uno de sus pequeños pies de huesos finos y dedos largos. Cada uña parecía tener encanto propio, y con algo de color cereza dejarían marcadas las huellas de sus tentadores pasos.

Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita”. Nabokov: ¡Con razón te censuraron y luego te agradecieron por la fantasía de tu obra y de la vida misma al lado de una Lo!

Para la señora manicurista era una clienta más: la hija única de la fastidiosa señora que al lado se teñía sus canas en color bronce, la típica Charlotte Haze. Pero para mí fue fácil reconocer “ciertas características misteriosas, la gracia letal, el evasivo, cambiante, anonadante, insidioso encanto mediante el cual la nínfula se distingue de esas contemporáneas suyas…”. Era innegable su poder, su dulzura.

Se levantó las gafas para leer una vieja revista de modas y entre página y página me regalaba una voraz mirada de niña mala. Era ella, esa nouvelle, “la misma niña: los mismos hombros frágiles y color de miel, la misma espalda esbelta, desnuda, sedosa, el mismo pelo castaño”.

Mi peluquero había terminado el corte, y sólo una leve sonrisa había intercambiado con ella. Tenía que hablarle, preguntarle cómo escapó del libro. Quería saber quién era realmente y si había en su vida un Clare Quilty. Acercándome a su puesto y con la certeza de adivinarlo le pregunté:

- “Disculpa… Te llamas… Tu nombre es… ¿Lo…? ¿Lolita…?”.


Mirándome en contrapicado con esos grandes y llorosos ojos color café, respondió con un mimado tono de voz…

- “Lolita, no… Lorena”.

Mi corazón se ensanchó con tal fuerza que casi estalló en mi pecho… Lolita cayó en mis brazos, y la boca inocente de mi adorada palpitante se fundió bajo la feroz pasión de unas oscuras mandíbulas masculinas”.

Mi bella Lo.

11 comentarios:

Andrés David dijo...

Lo cierto es que es un metacuento que aporta a la comunidad de letras que flotan alrededor de la tumba de Nabokov. Lo felicito, Marqués.

(lo siento, no puedo evitarlo)

LaLuna dijo...

Marquez:
hace tiempo desde el anonimato te leo. Ahora aunque no esté la altura de tu pluma (una vez vencido el pudor) Te felicito!!!!.

Andrea dijo...

Muy merecido!! para la pluma del gato

Licuc dijo...

Uy y con admiradora nueva incluída, ganaste por partida doble. Congrats again.

Anónimo dijo...

No entiendo en qué consiste el mérito del "cuento". ¿En el novedoso, o tal vez virtuoso, manejo del lenguaje? ¿en la originalidad del "relato"? ¿en la "novísima" perspectiva que le da a la novela de Nabokov? ¿en la conjugación de los elementos del escrito, tanto los estructurales como los de contenido, en una simbiosis que eleva el "mensaje" de la narración por encima de sus partes individuales, como dijera Aristóteles?

Digo, Don Esteba, si quiere escribir, y muy a pesar de los premios javerianos, hágalo con más seriedad. Y no teme mi crítica a mal, que yo creo que nos ayudan más las críticas que las loas.

Anónimo dijo...

Esteban quise decir - perdón por el error de dedo.

ApoloDuvalis dijo...

Huuuuuy, felicitaciones. Me alegra que en otro escenario sí hayan sabido apreciar tu obra.

Sin embargo, al re-leerlo después de varios meses confirmo la sensación de que este texto es más un homenaje o una recreación a partir de la obra de Nabokov que una obra en sí misma. El estilo sería muy pertinente en una crónica pero... ¿un cuento? Todavía no me acaba de cuadrar.

En fin. Felicitaciones otra vez por este nuevo reconocimiento.

Anónimo dijo...

Me sorprende que el cuento haya sobrevivido ante un jurado como cuento. La verdad --y disculpen la franqueza-- es una colección de retazos estructurada alrededor de un relato tenue y elemental. No creo que haya protagonismo ni del lenguaje ni de la trama ni de la psicología de los personajes que le den vida a esta brevísima (brevísima) narrativa. Además, las citas de Nabokov no se funden en la voz del narrador sino que se atoran en la mirada del lector. Lo siento, pero creo que es tan sólo el primer borrador que aguarda aún una larga serie de revisiones.

Anónimo dijo...

¿Y quien ha dicho que la literatura o su escritura necesariamente haya que enmarcarla en alguna corriente?

Que viva la libre escritura.

Sigue escribiendo

Anónimo dijo...

anonimo anterior: creo que lo que dijo el anonimo previo fue que siguiera escribiendo el marques, pero que la primera tarea deberia ser reescribir lo que ya escribio. lastima que el anonimo al que me dirijo haya malentendido. quien hablo de que enmarcar algo en una corriente sea un requisito necesario para que sea bueno? en fin. creo que el marques de corabastos haria bien en revisar el texto, que puede terminar demostrando ser una buena idea.

El Marqués de Carabás dijo...

A todos, gracias por sus comentarios.