miércoles, 5 de marzo de 2008

Razones de ganancia...

Un “nuevo” concepto aprendido en el postgrado: “¿cuál es la ganancia de…?”.

Según el profe, el fundamento de la gestión de proyectos, la pregunta del parcial, la respuesta de la vida.

Considero que es una definición materialista, repudiable por favorecer el egoísmo individual y la envidia colectiva. Pero a la luz de la mínima lógica, el argumento se destaca como medio y fin último de la toma de decisiones humanamente razonables (claro, lejos de los casos que cobijen el dolor propio o ajeno).

Es simple la reflexión: qué gano yo haciendo, diciendo, callando y omitiendo cualquier cosa en la que me vea involucrado yo, o el grupo al que pertenezco. Cómo me favorezco, me aprovecho, me divierto, me alegro. Es la contestación al popular “CVY: Cómo Voy Yo…”.

El significado de “beneficio” se ha corrompido. Así, si yo “me beneficio”, es porque necesariamente “perjudiqué” a otros. Pero en el trasfondo el concepto es sano si lo vivimos de una manera políticamente correcta: si yo estoy bien, los demás estarán bien. ¿Es consecuente este principio? ¿Es transferible? ¿Es posible? Supongo que sí, que se puede compartir y expandir en aras del ejercicio exponencial de la filantropía, de la bondad, del amor.

Entonces… Si la otra persona me gusta físicamente, me atrae intelectualmente, me alborota emocionalmente, me calma espiritualmente… si con ella me siento bien, discuto razonablemente, río sinceramente, hablo tranquilamente… si procuro favorecerla, atenderla, quererla, coquetearle, seducirla, escucharla… si gano con ella amistad, apoyo, respeto, confianza, paciencia… y creo que la otra persona ganará lo mismo que yo… que nos despertaremos juntos para hacer nuevamente el amor, que le prepararé el desayuno, la llamaré al trabajo, preguntaré por su familia, cenaremos y soñaremos juntos otra noche más… ¡Por qué no me acepta como su pareja!

¿A acaso no todos deseamos ganar?
¿No todos lo mismo?
¿O lo mismo, pero con otra persona?
¿Otro momento?

Luego de estudiar Gestión de Proyectos debería estudiar Química… de la que, independientemente de la ganancia, une a las personas sin razón (!) y con corazón (?).

6 comentarios:

M.L.B.C. dijo...

Fíjate a dónde te arrimas, porque aquello de la química funciona mejor aún cuando no sea el ideal.

De la planeación y sus secuaces, sólo para la academia y cuando sirva.

A veces el sentido común y reconocernos en otros es mas efectivo que cualquier alianza "exitosa"

César López dijo...

EEEE Darío!!! La comba al palo para llegar al amor. Pero algo que le aprendí a la persona que te hizo el primer comentario en este post, es que la administración va de la mano con los sentimientos. Seguí profundizando en el tema, puede salir algo bacano para la tesis.

Maria del Mar dijo...

Buen final para una buena pregunta incial

ApoloDuvalis dijo...

Insisto: uno no se cuadra con la que uno quiere sino con la que lo quiere a uno.

Paradoja Humana dijo...

Yo estoy aprendiendo que un buen amor puede nacer de la amistad, así no haya maripositas y sustico rico al comienzo, pero eso no se puede presionar.

Ponette dijo...

Me gustan los términos y principios extrapolables de acuerdo al tema que se necesite y en general pienso que todos se pueden extrapolar.

¿Cuál es la ganancia de? Puedo traducirlo en las relaciones amorosas como, ¿Esta persona le aporta a mi vida? En donde yo me haría las preguntas que te hiciste mas las siguientes: aprendo algo de el o de mi relación con el?

Ahora, a la pregunta ¿Por qué no me acepta como su pareja? Hay que validar si todo lo que tu ganas (te aporta) también gana ella, y si lo que ella adquiere es percibido realmente como ganancia o beneficio para su vida. Si se despiertan juntos para hacer el amor, definitivamente son pareja, que tipo de pareja no se… pero pareja son!

Quimica? Vital!!! Es vital vital por lo menos para mí, es el 90% de toda mi ganancia en la relación con otro pienso que no desaparece nunca, es tan fuerte como un imán y hace parte de tus inquietudes: ¿Si la otra persona me gusta físicamente, me atrae intelectualmente, me alborota emocionalmente? Con ella se juntan las sin razones y las diferencias de conceptos.

Faltaría alinear la balanza de lo que se quiere y lo que se esta obteniendo en la relación: estas obteniendo lo mismo que yo? En algún momento esa balanza se inclina de un lado o de otro pero eso es lo divertido!. Y finalmente hay un equilibro en lo que queremos de una pareja? Estamos alineados en lo que queremos de esta relación?