miércoles, 3 de febrero de 2010

Domingo siete

La soledad es patrimonio de la edad adulta”.
Mika Waltari (1908-1979). Escritor finlandés.


La expresión “salir con su domingo siete” tiene varios supuestos desde diferentes culturas, y como tal, no hay certeza de su origen. Unas señoritas o unas brujas entonaban una canción infantil que decía “Lunes y martes y miércoles, tres. Jueves y viernes y sábado, seis”, y se repetía la tonada otra vez. Quien comentaba “domingo, ¿siete?”, estaba fuera de contexto, pues traía a colación algo que parecería inoportuno en el momento.

Un ejemplo de su picaresco uso es común en México, cuando una señorita se embaraza sin estar casada: se dice que "salió con su domingo siete". Disparatada la situación. Inapropiada para la ocasión. Algo diferente a lo esperado.

La primera vez que escuché la expresión la oí de mi hermana Sara cuando yo era pequeño. En una conversación cualquiera, si alguien salía con un tema totalmente diferente al que estaba en curso, ella se la decía en tono burlón para referirse a la irrupción que representaba para los demás participantes. Era algo que servía, pero parecía tener otro camino a seguir, una alternativa no considerada.

Es que en verdad es raro que un mes del año comience un lunes, siendo este el día uno de la semana, hasta llegar a domingo siete. Cierto que en muchas culturas socio-religiosas el domingo es el primer día (arrancamos con descanso) pero lo tradicional es que sea el lunes el día de inicio de la semana; por ello el conteo.

Por cosas de la vida, mi hermana resultó casándose un domingo siete de hace ya muchos años (sin estar embarazada). Sin necesidad de creer ciegamente en la numerología, ese día para ella y para todos los demás fue una fecha muy especial, y su matrimonio ha sido más que Bendecido todo este tiempo con una bonita familia.

Tal casualidad del calendario se repite este mes y este año, y quiero aprovecharla de la misma buena forma para apostarle a la buena suerte de algo más que una coincidencia, de la dicha de aprovechar una oportunidad de la vida: ha llegado el momento de vivir solo.

A Dios y a mi hermano Jorge, que bajo un mismo techo me han cuidado y ayudado por mucho tiempo, casi que en la misma medida, sólo puedo decirles: ¡Gracias!

Domingo, ¿siete? Sí, siete: 07-02-2010.

Gustavo Adolfo Bécquer, el poeta español, dijo que “la soledad es muy hermosa, cuando se tiene alguien a quién decírselo”. Supongo que Dios trasteará unas cuantas cosas para seguir, también, conmigo y hablar del tema y de otras cosas que tenemos pendientes con Él .


"Porque nadie puede saber por ti.
Nadie puede crecer por ti.
Nadie puede buscar por ti.
Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer.
La existencia no admite representantes
".

Jorge Bucay, escritor y psicoterapeuta argentino.
.

8 comentarios:

JJ dijo...

Tu hermano es un santo :)

Ojalá Mora y Melón se acostumbren.

Un abrazo,

Rémy dijo...

No sé si me equivoque, pero creo que tu soledad, será también un poco de libertad.

ApoloDuvalis dijo...

Yo creo que tu hermano debe estar sudando... ya no tiene excusas para posponer el matrimonio, ja, ja, ja :D

Mentiras, me alegra mucho que recuperes tu independencia. Ya tu hermano puede ir sacando la foto de la esponjilla Bon-Brill con la que te identificaba en el celular... ;)

Anónimo dijo...

Cuando se llegue el domingo siete, además de ti, yo también empezaré una vida solo. Es el momento de agradecer por el ejercicio de compartir además de las paredes y los muebles, la vida misma.

La certeza de que estarás a unos pasos cuando necesite recordar la rutina que compartimos, me consuela del dolor que inevitablemente causa una partida, aunque esta no sea sino a unas manzanas de distancia.

Jorge E.

Alejandra Agudelo Q. dijo...

Hola marqués! tiempo sin saber de tus escritos... eso del domingo siete, pues jamás lo había oido de nadie, pero bueno, siempre se aprende y en cuanto a lo de vivir solo, me parece muy bueno.. te deseo toda la suerte con eso..

un saludo!

ELIZABETH dijo...

jejejejeje, las coincidencias de la vida...
Mi hermano también está en tus mismas condiciones; está un poco contento porque yo también me caso y se quedará solo como el amo y el señor de la casa. El trata de ocultarlo, pero no lo hace perfectamente.
Hace rato no pasaba por aquí.
Reportándome a tus maullidos :)

El Marqués de Carabás dijo...

Y bueno... en Marzo, ayer domingo también fue 7... ¿otra vez coincidencia? Al parecer, pues no sabía que los días de marzo son exactamente los días de febrero, así que la tan extraña curiosidad del calendario se repitió.

Igual, ya llevo un mes estrenando eso de vivir solo. Y sí, ha valido la pena, tanto hacerlo como haberlo hecho esa fecha.

Más que suerte.

IP dijo...

No es sólo suerte, es una decisión, un sentimiento que te abarca todo tu ser, es experimentar tu soledad a sus anchas, es vivir, disfrutar y seguir cosechando logros y metas