miércoles, 3 de septiembre de 2008

Atila Ingeniería

Orden a partir del caos”. Frank Lloyd Wright, arquitecto


Cuando veía en la ciudad una demolición en curso, me llamaba la atención el nombre de la empresa responsable de hacerla: Atila Ingeniería. Qué buen nombre para cumplir tal oficio.


Tuve oportunidad de conocer a su dueño, Don Rogelio, con quien todavía trabajo de vez en cuando en cosas de su empresa. En esta ocasión, como fotógrafo, para ser testigo del antes y del después del paso moderno de los Hunos: la demolición por implosión (explosiones controladas) de las antiguas instalaciones del Colegio Villegas en Cali.

Las siguientes imágenes corresponden al primero de los tres bloques de las instalaciones por demoler:



La foto del momento mismo de la detonación no la pude captar (menos mal fotógrafos con equipos profesionales de medios de comunicación locales y nacionales sí lo hicieron). Pero mejor, pude ver, escuchar y sentir la explosión con todos los sentidos puestos en ese instante y no a través del lente de la cámara, que no quedó 100% sincronizada con la cuenta regresiva que llevaba el jefe:



A continuación, los restos de ese mismo primer bloque:



Recorriendo tales ruinas y las del resto de la obra entendí lo que se dice popularmente, que hay que destruir para construir algo nuevo. Hasta la Biblia lo menciona cuando dice que hay tiempo para ambas cosas, acabar algo para volver a comenzar. Y como la belleza está en los ojos de quien la aprecia, capté algunas imágenes que (me) hablan de ello mismo:




Fin y principio. La eterna rutina de La Vida.

.

4 comentarios:

ApoloDuvalis dijo...

¡UUUUFFFFF!
Impresionante la foto de la botella litro de Colombiana... aguantó semejante destrucción sin siquiera astillarse. Definitivamente la explosión fue muy bien controlada.

K-milo dijo...

El final es el comienzo es el final

MAREÑA dijo...

Esta entrada viene como anillo al dedo en esta etapa de mi vida, tienes toda la razón, LA VIDA ES MUY LINDA (AUNQUE VENGA LO QUE VENGA, todo depende cómo uno la mire) es la "implosión que hay que hay que hacer en el momento justo y comenzar sobre esas ruinas...algo mejor, como el ave fénix.

César López dijo...

Cagada el árbol que quedó solo... Una buena experiencia Darío, casi nadie tiene la oportunidad de ver una cosa así.