miércoles, 1 de julio de 2009

Sí, cómo no

La campaña publicitaria de una cerveza colombiana recurrió a este dicho común cargado de incredulidad, sarcasmo y, a veces, humor para promocionar su producto como una “cerveza de verdad”.


En el próximo bus me voy sentado”.


No sé cómo consiguió mi número celular”.


Las certezas y los sueños se cuestionan. Difícil así. Podría generar aún más discordia entre las personas que estén diciendo la verdad. Es algo cizañera la intención, en contra de los valores que quisiéramos cultivar. Pero en fin, ese otro cuento.


Miren las que han seleccionado y que he visto de una pareja:


Te quiero sólo como mi amiga”.


No eres tú, soy yo”.


¡Muy buenas! No sé si ya la han publicado, pero yo aportaría una: “No me pasa nada”. Dígala quien dígala, se merece un “sí, cómo no”.


¿Qué otros ejemplos podríamos citar?


Nota.


Que conste: no trabajo para la marca explotando sus ideas. Es sólo un ejercicio de reflexión.


Créanme…


En serio…


De verdad…



3 comentarios:

MAREÑA dijo...

Vi la campaña antes de mi viaje, dudé un poco pero siempre pensé en una cerveza, acabas de corroborar mi duda. Otros ejemplos:

Mi amor, esa no era mi intención Sí cómo no

Por favor niña, FULANA se encuentra? NO ella está fuera de la ciudad Sí, cómo no

Te lo juro, yo no fui Sí, cómo no

El Marqués de Carabás dijo...

En algunas versiones puede variar la cantidad que se dice, pero lo que sí varía, siempre, es la cantidad real del tiempo que es disimulada por el diminutivo:

"Dame un (cinco, diez, quince) minutico(s)"

Licuc dijo...

No sé de qué campaña hablas y me alegra mi ignorancia, suena como algo de lo que bien se puede pasar.