miércoles, 28 de julio de 2010

Cuatro gatos

“Cuatro gatos” son un puñado de personas reunidas en cualquier parte para hacer algo. Raro el número (que no necesariamente es cuatro) y rara la referencia a los humanos-felinos. Mi hipótesis sobre el dicho popular es el número promedio de gatitos de una camada. Mientras encuentro otro origen, esta es mi propia versión: cuatro (exactas) historias (reales) de gatos (miau).

A Oscar le cortaron las patas traseras con una segadora de césped mientras tomaba su baño de sol, y un cirujano veterinario en el Reino Unido le implantó prótesis en el hueso, Itap, para devolverle la oportunidad de seguir gateando en sus vidas restantes.


Otro Oscar, también en el Reino Unido, comenzó a robar pequeñas prendas de vestir de los vecinos para llevárselas, generoso, a sus dueños, quienes se alertaron cuando ropa interior femenina fue parte del botín de algo más que un regalo de agradecimiento a sus amos.


Las enzimas digestivas de los gatos civeta permiten que la pulpa de los granos de café Kopi Luwak, luego de expelerlos en sus excrementos y al momento de tostarse a mano, tome un sabor único, el cual puede disfrutarse en Londres a 100 dólares cada tasa.


Un gato adicto a la napeta cataria, “catnip” en el bajo mundo felino, es de lo más divertido: un estado de inocente y transitoria euforia embarga a Melón cada vez que huele su hierba, y juega con la mayor excitación de la vida al cazar ratones rosados por doquier.


‘Contando’ n gatos…

.

2 comentarios:

Carlos E dijo...

Estimado Marques,

Solo una presicion. El cafe producido a partir de los granos extraidos del excremento de los Civet se llama Kopi Luwak, producido en Asia y es diferente al Jamaican Blue Mountain producido en Jamaica, lo que sucede es que en el Sloan Square en Londres hay una tienda que vende una mezcla de Kopi Luwak con Blue Mountain llamado "Caffe Raro" por el irrisorio valor de tan solo £50 (US$99) la tasa, pero en todo caso, no parece haber por ahora un Civet que haya digerido los exclusivos granos del Jamaican Blue Mountain...

ApoloDuvalis dijo...

Huy sí, dicen que el catnip es la heroina de los gatos, ja, ja, ja :D